lunes, 13 de enero de 2014

Una PARÁBOLA es un cuentecillo, sencillo, donde a los personajes les ocurre algo y al final de la historia hay una enseñanza que es buena, positiva para quien lo escucha.


Es como una fábula, pero sin animales, con personas, y la enseñanza final tiene un carácter religioso.

Parábolas aparecen en numerosísimos libros o escritos sagrados, por que era la mejor forma de que la gente que las escuchaba aprendiese qué es lo que esa religión enseñaba.

Por ejemplo “La rana y el monje”:

Estaba un monje orando en su celda. De repente por la ventana comenzó a escuchar el intenso croar de una rana. Por más que intentaba concentrarse no había manera, así que se acercó a la ventana y espetó a la rana - ¿Quieres dejar de hacer ruido? ¿No ves que estoy rezándole a Dios? La rana, asustada, por un momento calló. Sin embargo, no habían pasado ni dos minutos y reanudó su croac, croac, croac. El monje, enfadado, de nuevo se acercó a la ventana - ¿Me vas a estar molestando todo el día? Así no puedo rezar a Dios. De nuevo se hizo el silencio durante un rato...para luego volverse a oír el croac, croac, croac incesante de la rana. Rojo de cólera, el monje se acercó a la ventana con un candelabro, blandiéndolo de manera amenazadora -¡Maldito batracio!, ¡Cállate de una vez o te acordarás de mí! Entonces se oyó una voz desde lo alto ¿Qué te hace pensar que prefiero oír tus oraciones en vez del canto de la rana?

Moraleja:

¿Puede una persona querer entablar relación con Dios y ser violento con un ser indefenso y que además sólo está haciendo aquello para lo que ha nacido?

Y también se puede aprender que Dios también ama hasta lo más pequeño que ha creado.

¿Qué más cosas deduces tú? ¿Qué piensas tú que quiere decir este cuento oriental?


Ahora lo más emocionante: ¡TIENES QUE INVENTAR TÚ MISMO/A, TU PROPIA PARÁBOLA!

(Puede tratar de temas que te gusten como el deporte, la música, la Play Station, etc… Presenta a los personajes: qué les gusta, qué están haciendo, etc.; luego qué es lo que les sucede; pasa a contar cómo se complica la historia y por qué razón surgen los problemas, si es que los hay, y por último, búscale un final feliz o no. Conclúyelo escribiendo su moraleja, es decir, qué mensaje religioso, o de carácter humano si quieres, pretendes transmitirnos).

No hay comentarios: