sábado, 7 de mayo de 2011

Las vestiduras de la Iglesia...

Aunque son muchos los puntos a tratar, hoy hablaremos sobre las vestiduras de los sacerdotes, y los mensajes que éstas nos envían:
La casulla nos permite identificar rápidamente cuál de los ministros es el que preside la celebración. También nos ayuda a identificar, gracias a su color, el tiempo litúrgico en el que nos encontramos (morado para Adviento y Cuaresma, verde para el tiempo ordinario, blanco para Navidad y Pascua...)

La estola nos dice si el ministro es un sacerdote ordenado o, en el caso de llevarla cruzada, nos informa de que es un diácono, es decir, que todavía no es sacerdote y por lo tanto no va a poder participar de la misma forma que el resto de sus compañeros.

El alba es blanca en representación de la pureza de los ministros.

El cíngulo es el cordón, que atado a la cintura, ciñe el alba a modo de cinturón y permite realizar mejor los movimientos del sacerdote.